La epidemia de baile en Francia que acabó con la vida de muchas personas en 1518

Omara Hernández

Xalapa, Ver.

Bailar hasta morir, pudieron tomarlo muy apecho en 1518, cuando una epidemia de baile provocó la muerte de muchas personas en Francia.

Una mañana de julio 1518, una mujer conocida como Frau Troffea salió a las calles de Estrasburgo, Francia, y comenzó un baile compulsivo y frenético que duraría entre cuatro y seis días. La mujer parecía poseída por el movimiento y, pese a su cara de sufrimiento, no podía parar. Poco tiempo después, un vecino se unió a su baile, y luego otro. Al finalizar la semana, más de 30 personas bailaban día y noche.

Al cabo de un mes, al menos 400 ciudadanos habían sido infectados por el extraño fenómeno. Los bailarines caían muertos de agotamiento, ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Las autoridades médicas y cívicas decidieron que el mejor remedio era que lo sacaran de su sistema, así que asignaron una tarima de madera a los bailadores y contrataron a músicos para  mantenerlos activos.

Según datos históricos, las víctimas no podían dejar de danzar, retorciéndose de dolor, mientras suplicaban que los detuvieran. Pero cualquier intento fue en vano. Cuando agarraban a uno entre varios, el danzante se calmaba. Pero, en cuanto lo soltaban, se activaba de nuevo. Se creía que el baile era al mismo tiempo la enfermedad y su cura.

La locura terminó de golpe a principios de septiembre de aquel año. Los que sobrevivieron a la extraña plaga dejaron de moverse.

¿Cuál fue la causa de aquel extraño fenómeno?

Una teoría apunta a una intoxicación alimentaria por productos psicoactivos del hongo del cornezuelo, que crecen en los granos del trigo, cebada y centeno. Se trata de la ergotamina, cuya estructura está relacionada con el ácido lisérgico (LSD). Unos sospechan que la epidemia pudo deberse a un episodio puntual de extrema hambruna, una de cuyas consecuencias serían fiebres altas y los movimientos descontrolados de los afectados.

Otras especulaciones han dicho que los danzantes eran miembros de un culto herético, y que el extraño incidente fue parte de un acto.

Una de las teoría más aceptadas fue propuesta por el historiador John Waller, quien culpa a la histeria colectiva. Habiendo sufrido hambruna, enfermedades y múltiples crisis, el estrés intolerable en la población provocó una psicosis masiva.

Cómo dato curioso, este no fue el único brote de baile compulsivo en Europa. Se han registrado cerca de diez episodios similares antes de 1518 y uno en 1374, en los pueblos que hoy forman parte de Bélgica, el noreste de Francia y Luxemburgo.

Post Author: Omara

Deja un comentario