¿De dónde nace la tendencia de pintarse el cabello?

Oswaldo García. Xalapa, Ver.- Es probable que durante la cuarentena te hayas topado con que todos están probando un nuevo look en sus vidas, incluso tú lo estás haciendo.

Una de las tendencias más grandes en la actualidad es aplicarle un color diferente a tu cabello, ya sea un color de fantasía o un tono más claro al que se tiene naturalmente.

Sin embargo, esto no es nada nuevo. Es bien sabido que los egipcios le daban mucha importancia al cuidado de su cabello.

Dentro de estos cuidados, el teñirse el cabello era algo poco habitual, pero para ello utiliza el kohl y la henna, de origen mineral y vegetal respectivamente.

En aquellos tiempos, las mujeres solían utilizar pelucas para realizarse algún tipo de cambio estético y los hombres optaban por afeitarse la cabeza.

Otras civilizaciones de la Edad Antigua, como los griegos y los romanos, teñían sus cabellos. Los romanos comenzaron a utilizar otros ingredientes que, además de teñir su cabello, les permitía decolorarlo.

Las decoloraciones se llevaban a cabo con una mezcla de cenizas de cenizas de un árbol llamada haya y formaban una pasta con sebo de cabras. Para darle color al cabello se comenzaron a utilizar sales de plomo con las que se conseguía una coloración progresiva hacia colores oscuros, pero estas son bastante tóxicas.

A finales del siglo XlX se comenzó a utilizar el agua oxigenada para decolorar el cabello y se usaba el nútralo de plata y la anilina para darle color a este.

La creación de tintes como los conocemos en la actualidad es gracias al químico Eugéne Schueller, quien comenzó a utilizar la parafenilendiamina en Francia a principios del siglo XX, lo que nos trajo la base de la coloración tal y como la conocemos en la actualidad.

Post Author: Marcando Trayectoria

Deja un comentario