Alcalde de Tianguistengo declaró como patrimonio cultural a las peleas de gallos

Emanuel Lagunes. Xalapa, Ver.- Mientras unos buscan que sean respetados los derechos de los animales, autoridades como el alcalde de Tianguistengo, Hidalgo, siguen alentando prácticas como las peleas de gallos porque que son cultura, parecidos a cierto municipio aledaño de Xalapa…

Volviendo con el tema, el alcalde no sólo lo dice, sino que lo ha declarado con toda la autoridad que le da su cargo, pues Febronio Rodríguez, alcalde de Tianguistengo, el pasado 26 de julio de forma pública, denominó a las peleas de gallos como “Patrimonio Cultural e Inmaterial” del municipio.

El alcalde de Tianguistengo, no sólo hizo una ceremonia (en plena contingencia sanitaria), sino que además mandó a hacer un “bonito” monumento para rendir honores a los gallos, pero eso no es todo, existen más únicas actividades agregadas al listado de patrimonio cultural de Tianguistengo, como las cabalgatas y el jaripeo.

Según el presidente de la Sección Nacional de Criadores de Aves de Combate, Efraín Rabago, Tianguistengo es el cuarto municipio de Hidalgo que hace una declaratoria de este tipo.

“Agradecemos (…) hacer el compromiso de seguir trabajando por la Gallística y todas las tradiciones, defendiendo siempre la historia, cultura, tradición y fuentes de empleo”, señaló el comunicado de la Comisión Mexicana de Promoción Gallística.

La prohibición de las peleas de gallos es constitucional

De acuerdo con la directora general de la fundación protectora de animales Invictus, Erika Ortigoza, la declaratoria hecha por el alcalde de Tianguistengo cae en lo “vergonzoso e inmoral”, tomando en consideración el caso de Veracruz, entidad que se convirtió en el primero del país en prohibir las peleas de gallos.

Según explica Ortigoza, esto se consiguió gracias a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación estableció que, si bien las peleas de gallos son una expresión de una determinada cultura, “ninguna práctica que suponga el maltrato y el sufrimiento innecesario de los animales puede considerarse una expresión cultural amparada por la Constitución”.

“Aunque la Suprema Corte de Justicia de la Nación reconoció que las normas impugnadas afectan los derechos de propiedad sobre las aves de pelea y la libertad de trabajo de las personas que se dedican a organizar peleas de gallos, la sentencia aclara que no se trata de una afectación desproporcionada en atención a la finalidad que persiguen dichas normas, que es la protección del bienestar animal”, agregó la fundadora criticando la declaratoria hecha por el alcalde de Tianguistengo.

Post Author: Marcando Trayectoria

Deja un comentario