A 500 años de La Noche Triste

Emanuel Lagunes. Xalapa, Ver.- El 30 de junio de 1520 tuvo lugar la Noche Triste, hecho histórico en el que el ejército encabezado por Hernán Cortés fue derrotado por única ocasión por las fuerzas mexicas, y por ello, para algunos este suceso debiera ser denominado de otra forma, porque sólo fue triste para los españoles.

Sin embargo, Carlos Javier González, doctor en Estudios Mesoamericanos; Arturo Montero, maestro en Historia; y Leonardo López Luján, director del Proyecto Templo Mayor, reflexionan sobre este momento histórico y señalan que la discusión ya debería ser superada.

La Noche Triste, según el doctor en Estudios Mesoamericanos, Carlos Javier González, fue resultado de una serie de acciones que tuvieron lugar tras el encuentro de Hernán Cortés y Moctezuma II, el 8 de noviembre de 1519, en el actual cruce de República de El Salvador y Pino Suárez, en el Hospital de Jesús.

Allí Cortés y su ejército estuvieron alojados en el Palacio de Axayáctl, situado donde actualmente está el Nacional Monte de Piedad, a un costado de la Catedral Metropolitana, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

“De noviembre de 1519 a mayo de 1520 no había ocurrido ningún altercado entre conquistadores y mexicas, sin embargo, a finales de abril llegó a Veracruz Pánfilo de Narváez, enviado por Diego Velázquez, gobernador de Cuba”, dijo el especialista.

González señaló que no se conoce el dato preciso de cuándo partió Cortés hacia las costas de Veracruz, aunque sí se sabe que el encuentro sucedió en Zempoala.

En el lugar de la batalla, los mexicas buscaron objetos de valor.

Mientras el conquistador Hernán Cortés estuvo fuera de Tenochtitlan, Pedro de Alvarado, quien “se distinguía por ser bastante sanguinario”, se quedó a cargo de alrededor de 150 hombres.

Carlos Javier González explicó que de acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, los mexicas celebraban del 4 al 24 mayo a Tezcatlipoca y Huitzilopochtli, pero en 1520 en esa fiesta De Alvarado, hubo una masacre, y lo más probable es que haya sido el 23 de mayo.

“A raíz de esa matanza, los mexicas estaban desarmados, fue un abuso total, los españoles se tuvieron que refugiar en el palacio de Axayácatl, donde Moctezuma II los había refugiado desde noviembre. Pedro fue el que realizó sin piedad la matanza, habría que considerarlo como un personaje sumamente sanguinario. De haber estado Cortés, la matanza de Tóxcatl probablemente no habría ocurrido. Era muy impulsivo”, señaló Carlos Javier

Cortés volvió a Tenochtitlan y logró entrar a Axayácatl el 25 de junio y del 26 al 30 hubo varios combates, pero los extranjeros tenían un problema, estaban acuartelados.

En medio de las contiendas, Moctezuma II quiso dar un mensaje, pero los mexicas no lo permitieron porque lo consideraban un traidor.

“Se supone que a Moctezuma II le habría tocado una pedrada y según las cartas de Cortés, el emperador habría muerto el 29 de junio, pero esa es una versión porque la versión de indígenas dice que los mexicas lo mataron, y una tercera versión dice que Moctezuma no quiso atenderse (la herida) y murió. No sabemos a ciencia cierta qué ocurrió”, señaló el arqueólogo, Arturo Montero.

En la Noche Triste, Cortés huyó con su ejército, y al llegar a la altura de donde actualmente está la Alameda Central se enfrentaron a los mexicas, fue esa la única ocasión en que el ejército de Cortés quedó superado.

Los sobrevivientes fueron guiados por los tlaxcaltecas hasta Naucalpan, posteriormente Cortés y su ejército lograron regresar a Tlaxcala, donde pudo reconstruir sus fuerzas, construyó bergantines y planeó el final de Tenochtitlan, que tuvo lugar el 13 de agosto de 1521.

Post Author: Marcando Trayectoria

Deja un comentario